Fundación ProTundama - Editorial del mes
 
​Habiendo superado el frenetismo y la agitación de las elecciones, los empalmes, las posesiones, los discursos y las entrevistas, y con el primer mes en el cargo, es momento de comenzar a analizar algunos de los retos más importantes que enfrentarán el Alcalde Alfonso Silva y su equipo, en los próximos cuatro años. En los editoriales de los próximos meses, ProDuitama tratará de condensar tanto aquellos asuntos coyunturales, que resultan apremiantes para el presente y la cotidianidad de nuestra gente, como algunos problemas estructurales y más amplios que obstaculizan el desarrollo futuro y de largo plazo de la ciudad.

Nos remitiremos en cada editorial, de aquí a junio, a un tema específico, de acuerdo con la siguiente agenda:
  • La situación de la economía
  • La política social (incluyendo educación y salud)
  • La infraestructura y el desarrollo urbano
  • El medio ambiente
  • La seguridad y la cultura ciudadana
 
En nuestro editorial de febrero, trataremos entonces los retos relacionados la situación de la economía en la ciudad, y esbozaremos algunas ideas que creemos que pueden ayudar a superarlos.
 
El primer reto que requiere atención de la nueva administración en este ámbito, pues será la base para poder actuar en todos los aspectos de las políticas públicas, es el de la situación presupuestal municipal, la cual no resulta muy alentadora.

Para 2016, el municipio cuenta con ingresos por algo más de 114 mil millones de pesos, de los cuales sólo el 34% son recursos propios (39 mil millones), mientras que el 63% ($ 71 mil millones) vienen de transferencias del Gobierno Nacional. De ese monto de recursos propios, el 47% ($18 mil millones), se irá en gastos de funcionamiento.

En cuanto al plan de inversiones, el municipio podrá entonces destinar $ 91 mil millones en 2016, de los cuales el 78% irá al pilar de desarrollo social, enfocándose principalmente en los programas de educación y salud. Para el pilar de desarrollo económico se destinará tan solo el 2% de los recursos disponibles; para el de medio ambiente el 4%; para infraestructura el 8% y para seguridad el 3%.

Esta distribución hace que haya rubros con serios problemas de financiación, como el de apoyo al deporte, que cuenta con tan solo $700 millones para el año 2016, el de infraestructura en obras públicas, con tan solo $ 2.700 millones, o el de industria, comercio y turismo, que no sobrepasa los $ 300 millones. Adicionalmente, según reportes de prensa, para educación hay un faltante de aproximadamente $ 53 mil millones, que costaría el funcionamiento de los colegios municipales.

Por estas razones, esbozamos nuestra idea # 1: La administración debe poner en marcha un plan de ajuste presupuestal que mejore el recaudo tributario, la transparencia en la ejecución, y mantenga controlados los gastos de funcionamiento, sin que se contraiga la inversión pública. Este plan debería tener metas claramente definidas en términos de los recursos que se deben conseguir.

Adicionalmente, el gobierno municipal tendría que recurrir a otras fuentes de ingreso como regalías, cooperación internacional, convocatorias de organismos como Findeter y Fonade, así como alianzas público-privadas para el desarrollo de programas y proyectos que de otra forma estarán desfinanciados. Pero este requerirá un equipo humano dedicado y con la experticia necesaria para que la ciudad consiga esos recursos, así que presentamos nuestra (idea # 2), la creación de la agencia municipal para la cooperación, cuyo objetivo sería conseguir recursos de las fuentes anteriormente mencionadas, para aportar al desarrollo de la ciudad.
 
El segundo reto es la generación de empleo formal: Una de las preocupaciones más grandes de la ciudadanía duitamense en general, es la falta de oportunidades de empleo formal que hay en la ciudad y, la consecuente alta informalización de la economía, que además invade el espacio público cada vez con más fuerza. De acuerdo con la encuesta de percepción Pulso de Duitama (2015), el 68% de nuestros ciudadanos consideran que en la ciudad es difícil conseguir empleo, y el 31% se autoperciben como desempleados.

Esta situación nos lleva a proponer nuestra idea # 3, que consiste en establecer un observatorio socio-económico que como primera tarea lleve a cabo un estudio que diagnostique las cifras objetivas de situación laboral en la ciudad, así como las causas por las cuales no estamos logrando generar suficientes empleos. Además, que dicho estudio haga recomendaciones que se podrían seguir para estimular el empleo con medidas desde la administración municipal, con base en la experiencia de otras ciudades, y en el contexto local.

Adicionalmente, la nueva administración municipal de Duitama tiene que hacer un esfuerzo integral y continuo por formalizar al gran número de vendedores ambulantes que desarrollan su actividad, especialmente en el centro de la ciudad. Nuestra idea # 4 es entonces la formulación de un programa municipal de formalización de la venta ambulante y gestión del espacio público para el desarrollo de actividades comerciales, que defina quiénes pueden vender cuáles mercancías, bajo qué condiciones y en qué lugares, además de delinear y financiar las alternativas para las familias que derivan sus sustento de esta actividad.
 
El tercer reto es la generación de condiciones para la competitividad: Generar un entorno que resulte favorable al emprendimiento y la consolidación empresarial, y a la vez atractivo para la nueva inversión privada, es un elemento fundamental para que la economía de Duitama pueda crecer, y tengamos la oportunidad de traducir esto en desarrollo. En los últimos años, hemos sido testigos de cómo La Perla de Boyacá ha venido perdiendo competitividad frente a otras ciudades intermedias, por diversas causas, y aunque aún mantenemos nuestra vocación industrial, esta ha ido perdiendo fuerza. 

Teniendo en cuenta lo anterior, nuestra idea # 5 consiste en efectuar un diagnóstico de brechas de competitividad, que involucre factores como la política tributaria local, la infraestructura, los servicios públicos, la mano de obra, la logística y el apoyo al sector productivo, para entender mejor qué nos está frenando a la hora de posicionarnos como una ciudad más atractiva para los empresarios, y con qué fortalezas contamos, para explotarlas de la mejor forma.

​Esto podría dar lugar al diseño de una política pública de dinámica empresarial (idea # 6) que, de la mano de la Cámara de Comercio de la ciudad, desarrolle proyectos como la revitalización del Parque Ciudadela Industrial, el apoyo a nuevos emprendimientos de alto potencial y el desarrollo de una campaña para promocionar a la ciudad como destino de inversión.
 
Aunque los retos económicos que afronta Duitama no se detienen aquí, creemos que los que hemos enumerado en esta columna son algunos de los más urgentes e importantes, y por ello requieren la atención de la administración municipal de manera prioritaria. Las que hemos enunciado son simples ideas, que esperamos puedan contribuir a la solución de las problemáticas, y lo hacemos con el ánimo de aportar en la construcción de un Plan de Desarrollo exitoso. ¿Y usted, qué idea quisiera aportar?



Leave a Reply.